sábado, 14 de enero de 2017

Trabajar frente a una pantalla





Hoy en día, pasamos demasiado tiempo mirando a la pantalla del ordenador, algunos solo por ocio, y otros como los locutores o voice talents, además por trabajo. Ante tal situación, han aparecido numerosas patologías.

Los ojos en reposo, están enfocados para ver de lejos. Cuando nos ponemos ante una pantalla, de un ordenador o de un teléfono, los ojos tienen que esforzarse para mantener un enfoque cercano durante un largo periodo de tiempo. Este esfuerzo podría dar lugar a que se fatiguen

Además, cuando los ojos están enfocados durante mucho tiempo en algo fijo, parpadean mucho menos, haciendo que la lágrima, encargada de humedecerlos de manera natural, se distribuya peor, provocando así sequedad en los ojos.
En la mayoría de ocasiones los problemas ocasionados por las pantallas, son una mezcla de ambos procesos: el esfuerzo continuo de enfocar y la sequedad ocular.

Qué factores son importantes si trabajas frente a una pantalla:

Distancia ► Cuanto más cerca estés de la pantalla, más esfuerzo tienen que hacer los ojos para enfocar correctamente, pues normalmente las acercamos mucho más de lo que deberíamos. Ajustar la resolución y el tamaño en los móviles es una buena idea. Cuanto más lejos, menos calor y radiación llega de la pantalla.

Iluminación ambiental ► Cuando la iluminación es buena, la pupila no se dilata ni hace tanto esfuerzo para acomodar los ojos. Es muy desaconsejable ver una pantalla con la habitación totalmente a oscuras, y lo ideal es tener una fuente de iluminación adicional, ya que los ojos, genéticamente, están preparados para recibir la luz indirectamente.

Parpadear ► Al prestar atención a un objeto concreto, parpadeamos mucho menos, de manera natural e inconsciente. Esto provoca sequedad en los ojos y dolor de cabeza. Es recomendable tomar descansos cada cierto tiempo (5 minutos cada media hora es suficiente), y parpadear conscientemente para humedecer los ojos.

Brillo de la pantalla ► Es un error bajar drásticamente el brillo de la pantalla para ahorrar batería, porque con tan poco brillo, los ojos hacen mucho más esfuerzo de lo que deberían, provocando fatiga. E igual al revés con pantallas sobreiluminadas, sobre todo por la noche, que deberían tener mucho menos brillo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Contacto

¡No dudes en consultarme!

Pídeme presupuesto para tu proyecto (puedes ver mis tarifas orientativas AQUÍ), o pregúntame cualquier duda. Y si aún tienes dudas con mi voz, mándame tu texto y te haré una breve grabación, totalmente gratis y sin ningún compromiso.

Móvil y WhatsApp

(+34) 658 943 459

Con la tecnología de Blogger.